Inicio America Una huella en el celular, la clave para detener al cómplice del...

Una huella en el celular, la clave para detener al cómplice del ladrón asesinado por el abogado en Florida

132
0
Compartir
El sospechoso fue detenido hoy en horas de la madrugada en un allanamiento encabezado por el fiscal de Vicente López Martín Gómez Crédito: Policía Bonaerense

na huella en un teléfono celular hallado en el automóvil robado en que se movilizaban los delincuentes que intentaron robar y secuestrar a un abogado en Florida, Vicente López, fue clave para identificar y detener al sospechoso que el día de los hechos logró escapar.

Así lo informaron a LA NACION calificadas fuentes judiciales. El sospechoso fue detenido hoy en horas de la madrugada en un allanamiento encabezado por el fiscal de Vicente López Martín Gómez y detectives de la policía bonaerense en Villa Maipú, partido de San Martín.

Fuentes policiales identificaron al sospechoso apresado como Renzo German Ranieri, de 38 años. “El detenido tiene frondosos antecedentes delictivos y desde el 13 de septiembre del año pasado gozaba de libertad condicional por disposición del Juzgado de Ejecución Penal N° 4 de San Martín”, agregaron los informantes consultados.

Con la huella e información que consiguió el equipo de trabajo del fiscal Gómez se logró llegar hasta el sospechoso, que intentó fugarse por los fondos de la propiedad. Pero no lo logró porque la Jefatura Distrital de Vicente López tenía rodeada la zona.

Los hechos ocurrieron la noche del jueves pasado cuando un abogado de 43 años salía de la sede del Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines, en Italia 1666, Florida, y se subió a su auto BMW. En ese momento fue abordado por un delincuente que bajó de un Toyota Etios, donde lo esperaba un cómplice.

El letrado contó en su declaración que forcejeó porque no quería subir al auto y en ese momento apareció el segundo delincuente que le sacó la billetera y también le pidió que ascendiera al BMW, según informó la agencia de noticias Télam.

De acuerdo a la declaración, en ese momento el ladrón que estaba en el auto cargó la pistola 9 milímetros con la que lo apuntaba montando la corredera.

El abogado le dijo al fiscal que en ese momento vio peligrar su vida, por lo que tomó de la guantera de su auto el revólver Colt calibre 38 del que es legítimo usuario y le disparó un tiro en el pecho.

Luego, empujó y tiró al piso al segundo asaltante, corrió a refugiarse detrás del Toyota Etios en el que habían llegado los delincuentes y desde allí mantuvo un intercambio de disparos hasta que este ladrón huyó corriendo.

El letrado también contó que vio que el asaltante al que había baleado dio marcha atrás con su auto hasta que finalmente se desvaneció y murió en el asiento del conductor.

El Toyota Ethios en que se movilizaban los delincuentes había sido robado en diciembre pasado en jurisdicción de la comisaría de Olivos, en Vicente López. El ladrón muerto fue identificado como Marcelo Arcuaz Di Giorgio, alias Piquito, de 32 años.

“Piquito” Arcuaz Di Giorgio estaba prófugo desde diciembre pasado cuando no volvió a la cárcel de Campana en una salida transitoria. Cumplía una condenada por robo calificado

fuente la nacion