Inicio TECNO Audi lanzará un coche de pila de combustible en 2021

Audi lanzará un coche de pila de combustible en 2021

462
0
Compartir
Audi lanzará un coche de pila de combustible en 2021
gentileza motor pasion

El futuro de del automóvil se escribe en clave eléctrica y Audi no es una excepción. Casi la totalidad de sus novedades mostradas en el Salón de Ginebra 2019 llevaban la electrificación por bandera: el prototipo eléctrico Audi Q4 e-Tron Concept, así como las variantes híbridas enchufables de los Audi Q5, A6, A7 Sportback y A8.

En los últimos tiempos la marca de los cuatro aros ha dado prioridad a coches eléctricos puros así como híbridos enchufables, quedando atrás el hidrógeno. No obstante, la marca ha confirmado que, en los próximos años, aumentará su inversión en la pila de combustible.

Así lo ha confirmado Bram Schot, presidente de la Junta de Administración de Audi, en una entrevista concedida en la muestra suiza a la prensa, en la que aseguraba que el fabricante de Ingolstadt no se ha olvidado del hidrógeno como alternativa a los motores térmicos.

Audi invertirá más en el coche de hidrógeno

Según publica Cnet, Schot expuso que la marca debe intensificar sus esfuerzos en esta tecnología no sólo en Asia, sino también en Europa, asegurando que darán prioridad a estas mecánicas en los próximos años: «Lo decidí la semana pasada y ahora vamos a darle más prioridad a la pila de combustible«.

Para desbancar al coche eléctrico puro y ser el combustible del futuro, el hidrógeno se enfrenta a muchos retos
Y es que la mayor parte de las marcas europeas han optado por la electrificación pura o la tecnología híbrida enchufable para sus planes a corto y medio plazo, quedándose de lado el hidrógeno. Una tecnología que aún resulta cara de desarrollar a lo que se suma que el proceso de obtención del hidrógeno para la industria automovilística no es todo lo limpio que debiera ser.

Las marcas se verán obligadas a desarrollar coches de hidrógeno

Audi invertirá más en el coche de hidrógeno

No obstante, en el coche eléctrico puro no todo son luces y una de las sombras viene dada por la escasez de materias primas para la producción de baterías. A lo que hay que añadir que, a nivel de usuario, requiere de una infraestructura que lo apoye (puntos de carga en hogares, centros de trabajo o de uso público), disponen de una autonomía limitada (aunque cada vez es mayor) y los tiempos de recarga siguen siendo bastante elevados.

A ello alude Schot, que asegura que estos pormenores, principalmente en lo que toca a los materiales necesarios para concebir las baterías eléctricas así como a la autonomía, obligarán a los fabricantes de coches a encaminarse también hacia el hidrógeno. «Al final del día, las baterías no son suficientes, si quieres ir hasta el final, necesitas la pila de combustible», argumenta.

De esta manera, Audi ha decidido aumentar la inversión en esta tecnología, así como capital humano, para acelerar el desarrollo de mecánicas de hidrógeno. Ello se materializará en un prototipo de pila de combustible que, según Schot, «la marca lanzará en algún momento de este 2019».

Audi invertirá más en el coche de hidrógeno

Este concept será el pistoletazo de salida de un programa piloto que derivará en un modelo de hidrógeno de producción a pequeña escala entorno a 2021, para posteriormente pasar a una producción masiva. Aunque el directivo no ha precisado fechas, estiman que esta segunda fase comenzará en la segunda mitad de la próxima década.

Schot asegura que Audi, ‘en la sombra’, no ha dejado de invertir en esta tecnología para mantenerla actualizada y que, en ningún momento supondrá un abandono de los modelos eléctricos, ya que ambos pueden convivir debido a que comparten un buen grueso de componentes.

Por tanto, los planes de Audi respecto a la electrificación siguen en pie, tal y como han confirmado durante la presentación de sus resultados económicos la semana pasada: la marca planea lanzar cerca de 30 automóviles con algún tipo de electrificación con 2025 como fecha límite.

Audi H-Tron Quattro, la antesala

A160149 Medium

Han pasado ya tres años desde que Audi mostrara en el Salón de Detroit su primer modelo de hidrógeno: el Audi H-tron Quattro Concept. Este prototipo sentaba la bases para el desarrollo de esta tecnología para el fabricante.

Concebido en la plataforma modular longitudinal MLB, que compartía con el prototipo Audi e-tron quattro concept del que ha derivado en el Audi e-tron, disponía de dos propulsores eléctricos por eje que, trabajando en conjunto, ofrecían una potencia de 149 CV (110 kW) y 550 Nm de par.

Para cargar el depósito de hidrógeno necesitaba únicamente cuatro minutos, mientras que su autonomía rondaba los 600 kilómetros, cifras de las que, dicho sea de paso, aún se encuentran lejos los coches eléctricos puros.

Audi invertirá más en el coche de hidrógeno

Poco después de presentar este modelo, Stefan Knirsch, el por entonces director de Desarrollo Técnico de Audi, defendió esta tecnología, asegurando que Audi lanzaría al mercado modelos de hidrógeno en paralelo a los modelos eléctricos. Knirsch dimitió a finales de 2016 salpicado por el Dieselgate, pero el poso de su estrategia ha llegado hasta hoy y ha vuelto a tomar fuerza.

Knirsch confiaba en que los modelos de pila de combustible podrían imponerse en un futuro, asegurando que las marcas serían capaces de producir hidrógeno mediante procesos menos contaminantes. En definitiva, su visión se encaminaba a apostar por todo, para nunca quedarse atrás. Y eso es precisamente lo que hará Audi en los próximos años.

fuente motorpasion.com