Inicio SALUD Cómo mejorar la salud de la columna vertebral

Cómo mejorar la salud de la columna vertebral

607
0
Compartir
Tratamiento de algoritmos o cómo mejorar la salud de la columna vertebral
foto :20minutos.es

Los hábitos de la vida contemporánea afectan en todos los sentidos, a la salud de nuestra columna vertebral. De distintas maneras, en nuestro día a día, las actividades que realizamos se encuentran muy ligadas al sedentarismo, y todo lo que ha ido cambiando a lo largo del tiempo, ha ido en dirección hacia esta tendencia de actividades que exigen una menor movilidad gracias a la mediación de las pantallas.

Como consecuencia del sedentarismo, los músculos pierden tono y el sostén del esqueleto se debilita. Según datos de la OMS, «son muchos los países en los que la actividad física va en descenso». En el mundo, el 23% de los adultos y el 81% de los adolescentes en edad escolar «no se mantienen suficientemente activos».

Los malos hábitos posturales, la convivencia «eterna» con la pantalla de la PC, del teléfono celular o mirar temporada tras temporada de una serie favorita,  acostados en la cama o en el sofá, genera una «mala» continuidad con la postura de 9 horas diarias de oficina, o de doble jornada escolar con los chicos sentados. En resumen, la falta de estímulos para movernos más, los hábitos alimenticios pobres en nutrientes, y el estrés, también influyen negativamente.

Los datos estadísticos de las personas en el mundo con trastornos de columna son alarmantes, y constituyen hoy un problema de ausentismo a diversas actividades. (iStock)
Los datos estadísticos de las personas en el mundo con trastornos de columna son alarmantes, y constituyen hoy un problema de ausentismo a diversas actividades. (iStock)

El desenlace más común pasa a ser un cuadro de dolor crónico localizado frecuentemente en la columna o cervicales, menos frecuentemente en la columna dorsal, lo ideal es proponer una actitud preventiva enseñando buenos hábitos posturales para mantener una columna más sana.

Los trastornos de columna pueden ser: trastornos cervicales, cervicobraquialgias, cefaleas de origen cervical, vértigo benigno, parálisis a frigore o parálisis de Bell, neuralgias faciales, dorsalgias, lumbalgias, lumbociatalgias, cruralgias, pubalgia y muchas otras patologías, como ser escoliosis y algunas patologías en sus etapas funcionales.

Ahora bien, una vez que los síntomas de dolores crónicos de columna se hacen presentes hay opciones a tener en cuenta. El método conocido como medicina refleja, creado y desarrollado en la Argentina, consiste en una terapia manual de alineación y recuperación de la columna en tres distintas etapas, que va de la menor intervención hasta la intervención quirúrgica, si el caso lo amerita médicamente.

La primera etapa del tratamiento siempre es aconsejable realizar un tratamiento no invasivo de la columna. (Getty)

La primera etapa del tratamiento siempre es aconsejable realizar un tratamiento no invasivo de la columna. (Getty)

El método propone un análisis y estudio específico, sabiendo que el dolor no es idéntico como si fuera una generalidad, sino que merece su atención específica y particular. Consiste en una suerte de algoritmo o protocolo con un esquema de tratamiento para los pacientes con este tipo de cuadros.

  • En la primera etapa del tratamiento siempre es aconsejable realizar un tratamiento no invasivo de la columna
  • En la segunda etapa, si la anterior no evoluciona satisfactoriamente, se puede intentar con métodos mínimamente invasivos como la ozonoterapia intradiscal, el bloqueo facetario o nervioso, entre otros.
  • La tercera, y última etapa seria la intervención quirúrgica, si así lo requiere el cuadro clínico.

En el tratamiento de columna, siempre el primer objetivo es no provocar daño, y en lo posible, evitar llegar a tener que recurrir a técnicas más invasivas. (Getty)

En el tratamiento de columna, siempre el primer objetivo es no provocar daño, y en lo posible, evitar llegar a tener que recurrir a técnicas más invasivas. (Getty)

El método de medicina refleja sugiere recorrer en el orden descripto las  etapas, ya que ningún método garantiza un resultado satisfactorio y de esta manera si se llega a la cirugía, se debe hacer después de haber intentado todas las instancias anteriores.

FUENTE INFOBAE

Por Sergio Alves, kinesiólogo