Inicio POLITICA Voto en blanco | como se computa y que papel juega para...

Voto en blanco | como se computa y que papel juega para las elecciones en Argentina 2019

545
0
Compartir
Voto en blanco:como se computa y que papel juega para las elecciones en Argentina 2019

Voto en blanco cuando es cuando los sobres están vacíos o con papel de cualquier color, sin inscripciones ni imágenes. Según la Cámara Nacional Electoral, es «una herramienta con la que cuentan los electores para manifestar su disconformidad con todos los candidatos y con las propuestas formuladas por los partidos políticos».

Hay varios mitos y en torno al rol que juega en las elecciones. El más común es creer que esos sufragios van «al ganador», error no van a la ganador

El voto en blanco volvió a estar en el centro de la escena, y toma protagonismo más aún cuando todo parece indicar que los comicios podrían definirse en primera vuelta.Los sobres vacíos son tenidos en cuenta en las Primarias pero no en las generales

Por ejemplo, en un universo de 30 votos, si 10 votaron por un candidato, 10 por otro y hubo 10 en blanco, en las PASO cada candidato habrá sacado el 33% de los sufragios. En cambio, en las generales, cada uno habrá obtenido el 50%, porque la base es sobre 20.

En las PASO los votos en blanco influyen para el recuento,Porque allí lo que se define es quiénes son oficializados como candidatos para la primera vuelta. Por eso, se suman todos los votos válidos para calcular quiénes alcanzan el 1,5% necesario para llegar a octubre. 

En cambio, en las elecciones generales se elijen cargos y la Constitución Nacional (artículos 97 y 98) establece que para proclamar ganadora a una fórmula presidencial deben computarse únicamente los «votos afirmativos válidamente emitidos». Lo mismo sucede para gobernadores, diputados, senadores, intendentes y el resto de los puestos en juego.

El ejemplo es, que en las PASO,del año 2015 Daniel Scioli obtuvo el 36,69% de los votos contando los blancos, que representaban el 38,67% sin ellos. Y Cambiemos (la suma de Macri, Sanz y Carrió) alcanzó el 28,57% sobre la base total, que fue un 30,11% teniendo en cuenta solo los afirmativos válidamente emitidos. En esa elección hubo 1.216.645 sobres vacíos en las urnas, un 5,12%.

Daniel Scioli en su bunker luego de la derrota en el balotaje (NA)

Daniel Scioli en su bunker luego de la derrota en el balotaje (NA)

No sucedió lo mismo en octubre en un escenario favorable para Scioli -como espera que suceda Alberto Fernández– porque, si bien el ex gobernador sacó más votos, los sufragios en blanco bajaron considerablemente (664.740). Entonces, los más de 9 millones de votos que obtuvo el Frente para la Victoria representaron el 37,08% contra el 34,15% de Macri, que fue votado por 8.601.131 ciudadanos.

Finalmente, en el balotaje, donde el conteo es con la misma metodología que en la primera vuelta, los sobres vacíos volvieron a disminuir (306.471). En esta instancia, podría decirse que una mayor cantidad de votos en blancos «favorecen» a quien consigue más votos afirmativos, pero simplemente porque son los que, junto a los nulos, determinan cuál es el universo sobre el cual se calcula el porcentaje final. Esto no quiere decir que los que votaron en blanco lo hicieron, indirectamente, por Mauricio Macri.